16 febrero 2015

¿Por qué se imponen cenizas en Miércoles de Ceniza?

“El Miércoles de Ceniza no es un día de precepto”, pero sí marca de forma visible el comienzo de la Cuaresma, un período de conversión de corazón en preparación para la Semana Santa y, sobre todo, nuestro encuentro con el Señor en la eternidad.
Desde tiempos bíblicos, las cenizas simbolizan que no somos nada ante Dios, que le dijo a Adán al expulsarle del Paraíso: “polvo eres, y al polvo volverás” (Gen. 3, 19). Abrahám usó así ese símbolo cuando afirmó ante el Señor: “soy polvo y ceniza” (Gen. 18, 27) mientras le rogaba por Sodoma. Más aún, indican un cambio de vida debido a un profundo arrepentimiento de haber pecado. Así el rey de Nínive oyó que en 40 días Nínive sería destruída [Ver “El significado bíblico del número 40”]:
“levantándose de su trono, se desnudó de sus vestiduras, se vistió de saco y se sentó sobre el polvo, e hizo pregonar en Nínive una orden del rey y de sus príncipes, diciendo: Hombres y animales, bueyes y ovejas, no probarán bocado, no comerán nada ni beberán agua. Cúbranse de saco hombres y animales y clamen a Dios fuertemente, y conviértase cada uno de su mal camino y de la violencia de sus manos. ¡Quién sabe si se apiadará Dios y se volverá del furor de su ira y no pereceremos!” (Jonás 5-9)
Viendo esas muestras de arrepentimiento, el Señor les perdonó. Por eso los penitentes públicos solían cubrirse de cenizas desde el primer día de la Cuaresma y hasta el Jueves Santo, cuando se reconciliaban con Dios y la Iglesia. En el s. VIII se abandonó esa práctica, pero se comenzó a imponer las cenizas sobre todos.
Los ninivenses se dieron cuenta de que tenían que dejar las riquezas de este mundo para volverse hacia el Señor y ganar Su favor y misericordia, y eso sin haber oído las palabras de Jesucristo en el Evangelio del VI Domingo de Tiempo Ordinario“¡Ay de vosotros, los ricos!, porque ya tenéis vuestro consuelo.” (Lc. 6, 24).
Las cenizas impuestas sobre nuestras frentes el Miércoles de Ceniza son de las palmas usadas en el anterior Domingo de Ramos para simbolizar que la gloria de este mundo se reducirá a nada. Estamos llamados a seguir al Señor, a volvernos hacia Él y reconocer que necesitamos Su ayuda, Su misericordia y Su gracia para evitar la muerte espiritual. Aprovechemos este período de entrenamiento espiritual que nos ofrece la Iglesia durante la Cuaresma, pero hagámoslo no confiando en nuestras pocas fuerzas, sino en el Señor, que nos hizo de la nada.

28 enero 2015

¿Por qué rezar el Rosario?

Son muchísimos los que por haber rezado con toda fe su Rosario lograron obtener una buena y santa muerte y ahora gozan para siempre en el cielo.

 Cuentan los antiguos que cuando Santo Domingo de Guzmán empezaba a desanimarse al ver que en los sitios donde predicaba la gente no se convertía y la herejía no se alejaba, le pidió a Nuestra Señora le iluminara algún remedio para conseguir la salvación de aquellas personas y que Ella le dijo en una visión: "Estos terrenos no producirán frutos de conversión sino reciben abundante lluvia de oración".

Desde entonces el santo se dedicó a hacer rezar a las gentes el Padre Nuestro y el Ave María y a recomendarles que pensaran en los misterios de la Vida, Pasión y Muerte de Jesús. Muy pronto las conversiones fueron muy numerosas y las gentes de aquellas regiones volvieron a la verdadera religión.

Hoy por hoy, después de la Santa Misa, el Rosario es quizás la devoción más practicada por los fieles. Los enemigos de la religión católica (protestantes, etc.) han dicho y siguen diciendo horrores contra el Santo Rosario pero los católicos han experimentado y siguen experimentando día por día los extraordinarios favores divinos que consiguen con esta santa devoción.

¡Cuántas personas han logrado verse libres de pecados y de malas costumbres el dedicarse a rezar con devoción el santo Rosario! ¡Cuántos hay que desde que están rezando el Rosario a la Virgen María han notado como su vida ha mejorado notoriamente en virtudes y en buenas obras! Son muchísimos los que por haber rezado con toda fe su Rosario lograron obtener una buena y santa muerte y ahora gozan para siempre en el cielo.

Ojalá leyéramos algún libro que hable de las maravillas que se consiguen con el rezo del Santo Rosario. Basta saber que el Rosario ha sido recomendado por muchos Sumos Pontífices y aprobado por la Iglesia Católica en todo el mundo, y que a los que lo rezan se les conceden numerosas indulgencias.

Se llama indulgencia la rebaja de castigos que tendríamos que sufrir en la otra vida por nuestros pecados. La Iglesia Católica con el poder que Jesús le dio cuando dijo: "Todo lo que desates en la tierra queda desatado en el cielo", puede conceder a los fieles que por ciertas devociones se les rebaje parte de los castigos que tendrían que sufrir en el purgatorio.

"Se confiere una indulgencia plenaria si el rosario se reza en una iglesia o un oratorio público o en familia, en una comunidad religiosa o asociación pía; se otorga una indulgencia parcial en otras circunstancias" (Enchiridion de Indulgencias, p. 67)

Condiciones:

1. Que se recen las cinco decenas del Rosario sin interrupción
2. Las oraciones sean recitadas y los misterios meditados
3. Si el Rosario es público, los Misterios deben ser anunciados

Además debe cumplirse:

1. Confesión Sacramental
2. Comunión Eucarística
3. Oraciones por las intenciones del Papa

Si no se cumplen las condiciones para la indulgencia plenaria, puede aún ganarse indulgencia parcial.

La indulgencia puede ser aplicada a los difuntos. La indulgencia plenaria solo puede ganarse una vez al día (excepto en peligro de muerte).

"Lo maravilloso del Santo Rosario no es la repetición de las avemarías o de la mesa bien dispuesta que sostiene la imagen de la Virgen, sino la experiencia de la unidad que se conforma en todo el mundo entero para alabar y bendecir a Dios por los motivos inmensos de su amor para con la humanidad. Es una rica costumbre de la piedad popular donde la Santísima Virgen se hace universal y de mucha importancia para los creyentes. Es la magnífica oportunidad que tenemos todos de experimentar en la fe ese amor a Dios en María Santísima, a la cual le había confiado esa misión salvífica. Es el santo rosario el lugar para reconocer a María Virgen como la Madre del Señor Jesús y en el plano de la gracia, Madre de todos nosotros. Es a la vez el reconocimiento de que Dios a través de Ella interviene a favor nuestro.

Es una oración connatural a la gente sencilla que reconoce la elegancia de Dios para hacer nacer a Jesús, el Salvador del vientre inmaculado de la Virgen María. Por eso en cada decena de las avemarías se medita el sufrimiento, la lucha y el triunfo en ese caminar de Jesús por el camino de la vida, donde la Virgen estuvo presente y actuante para ayudarle a cumplir su misión salvadora. Mi madre solía decir, que el rosario era tan sagrado porque en el estaba todo Jesús y toda María. Por eso, hoy en día, se hace necesario, que el santo rosario ocupe ese espacio tan vivo en los hogares".

la Santísima Virgen hizo estas 15 promesas (reveladas al Beato Alano de la Roche) para aquellos que cultiven la devoción por el santo rosario:
    1. El que me sirva, rezando diariamente mi rosario, recibirá cualquier gracia que me pida.
    2. Prometo mi especialísima protección y grandes beneficios a los que devotamente recen mi rosario.
    3. El rosario será un fortísimo escudo de defensa contra el infierno, destruirá los vicios, librará de los pecados y exterminará las herejías.
    4. El rosario hará germinar las virtudes y también hará que sus devotos obtengan la misericordia divina; sustituirá en el corazón de los hombres el amor del mundo por el amor de Dios y los elevará a desear las cosas celestiales y eternas. ¡Cuántas almas por este medio se santificarán!
    5. El alma que se encomiende por el rosario no perecerá.
    6. El que con devoción rezare mi rosario, considerando sus sagrados misterios, no se verá oprimido por la desgracia, ni morirá de muerte desgraciada; se convertirá si es pecador, perseverará en la gracia si es justo; y en todo caso será admitido a la vida eterna.
    7. Los verdaderos devotos de mi rosario no morirán sin los auxilios de la Iglesia.
    8. Quiero que todos los devotos de mi rosario tenga en vida y en muerte la luz y la plenitud de la gracia, y sean partícipes de los méritos de los bienaventurados.
    9. Libraré pronto del Purgatorio a las almas devotas del rosario.
    10. Los hijos verdaderos de mi rosario gozarán en el cielo una gloria singular.
    11. Todo lo que me pidan lo alcanzarán por medio del rosario.
    12. Socorreré en todas sus necesidades a los que propaguen mi rosario.
    13. Todos los que recen el rosario tendrán por hermanos en la vida y en la muerte a los bienaventurados del cielo.
    14. Los que rezan mi rosario son todos hijos míos muy amados y hermanos de mi Unigénito Jesús.
    15. La devoción al santo rosario es una señal manifiesta de predestinación a la gloria.


¿Que pasa en la Misa?

La misa es la gran celebración de la Iglesia porque nos reúne a escuchar la Palabra de Dios, recordar la Cena en que Cristo nos dejó su Cuerpo y su Sangre y renovar su sacrificio en la cruz. Cada momento de la misa es muy importante y especial, como verás a continuación:
 
Al iniciar:

Nos reunimos y saludamos todos bajo la mirada de Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo, porque en todo lo que sucederá dentro de la misa estará presente Dios.
 
Acto Penitencial y Gloria:

Decimos “Señor, ten piedad”, pidiendo a Dios que perdone nuestros errores, nuestras fallas hacia otros o hacia nosotros mismos por el pecado. Y como su Amor es tan grande y nos perdona, le cantamos “Gloria” alabando su Poder y la Paz que nos brinda.

Lectura de la Palabra


Dios nos habla y por eso escucharemos lecturas bíblicas, de profetas o apóstoles donde Él busca salvar a su pueblo, o quiere enseñarnos a ser mejores. Cantamos un “salmo”, una alabanza poética a Dios y también escuchamos a Jesucristo en el Santo Evangelio.
 
Homilía

El sacerdote que está presidiendo nuestra misa y que ha estudiado la Palabra de Dios hará una “homilía”, una reflexión para explicarnos lo que Dios quiere decirnos en las lecturas. Nos animará y nos dará los consejos necesarios para mejorar nuestros pasos.
 
Ofertorio:

Nosotros “ofrecemos” a Dios nuestro trabajo diario en el pan y el vino que llegan al altar. Al dar un poco de nuestro dinero o alguna ofrenda en la misa, damos parte de nuestro esfuerzo diario a Dios y Él lo recibe junto con nuestras oraciones.
 
Consagración:

Bajo las manos del sacerdote y con la oración de todos, el Espíritu de Dios desciende y permite que el pan y el vino se transformen en el Cuerpo y la Sangre de Jesucristo. El sacerdote eleva uno y otro, y de rodillas le adoramos junto con los ángeles y los santos que en ese momento no vemos, pero están ahí, diciendo junto con nosotros: “Señor mío y Dios mío”.
 
Comunión:

Tal como nos enseñó Jesús y unidos como hermanos, rezamos a Dios diciéndole “Padre Nuestro”, enseguida nos deseamos “la Paz del Señor” porque así pidió Jesús que lo hiciéramos. Y al encontrarnos todos en esa alegría y disposición, pasamos a recibir el Cuerpo y la Sangre de Cristo en la comunión.
 
Al terminar la misa el padre nos dice: “pueden ir en paz”, porque iremos nada menos que con Dios en nuestros corazones a continuar nuestra labor en el mundo, y con Él a nuestro lado, irán también sus santos y sus ángeles para que alcancemos cada día la felicidad.
 
Artículo originalmente publicado por Desde la Fe
 

20 enero 2015

Revista TOTUS TUUS

La revista TOTUS TUUS es un medio de evangelización católico que se creó en la ciudad de Barranquilla, es innovadora y su entrega es totalmente GRATIS, se empezara a publicarla cada dos meses pero con una proyección a publicarla mensualmente. La revista cuenta con artículos sobre la Iglesia Católica, moral cristiana, los Santos e información interesante para el crecimiento espiritual.

Contamos con el apoyo de Arquidiócesis de Barranquilla, con los sacerdotes Juan Andres Barrera y Padre  Juan Fernando Posada Restrepo, Felipe Gómez (Cantautor católico), con el Movimiento Lazos de Amor Mariano junto con Lazos Radio.
La revista es hecha por Natalia Struen y Jhovanna Rodríguez que quisimos empezar con este proyecto para la evangelización.
TOTUS TUUS se encuentra en estos momentos en la ciudad de Barranquilla, con una proyección a corto plazo de llegar al resto del norte del país y una proyección de largo plazo para llegar al resto país.

La revista maneja las pautas publicitarias para su distribución y el mantenimiento de la misma, también se está utilizando la suscripción de las  próximas ediciones con envió a toda Colombia y algunos países del exterior. Para mayor información el correo electrónico es totustuus1207@gmail.com, en Facebook TOTUS TUUS  y en instagram @revistatotuus.

Mi   nombre es  Jhovanna Rodríguez Rojas soy Diseñadora Gráfica de profesión de la Universidad del Norte y soy misionera de la comunidad Lazos de Amor Mariano hace aproximadamente 4 años, nací en la ciudad de Bogotá el 31 de enero del 1991.

Durante 6 meses del año 2014 tuve una experiencia en la cual me dedique totalmente al servicio de Dios por medio de Lazos de Amor Mariano y en una misión que  desarrolle en el departamento de Córdoba nació en mi corazón crear una revista católica de la cual podría trabajar y mi trabajo serviría para la evangelización.

Mi nombre es Natalia Struen Fontalvo soy estudiante de administración de empresas en la Corporación Universidad de la Costa estoy en 5to semestre  y me dedico al servicio de Dios por medio de la comunidad Lazos de Amor Mariano hace aproximadamente 5 años, nací en Barranquilla el 2 de julio de 1994 soy hija de padres católicos practicantes, en el 2009 tuve un encuentro personal con Nuestro Señor en un retiro que me marco el corazón y tuve el deseo de ser misionera, ya han pasado algunos años  y quise  pertenecer a este gran proyecto de la revista TOTUS TUUS.

Twitter Facebook

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Laundry Detergent Coupons