21 octubre 2011

Biografía: Orden y Mandato de San Miguel Arcángel

Orden y Mandato de San Miguel arcángel.

Historia

La Orden y Mandato de San Miguel Arcángel nace en la diócesis de Tui-Vigo, en la provincia de Pontevedra, España.

Todo comenzó en el año 1995, con un grupo de amigos que, animados por Miguel, nuestro fundador, decidimos formar un coro para cantarle a Dios.

Miguel fue el instrumento que el Señor eligió para entusiasmar con su guitarra y mucha alegría a este coro, que en pocos meses formábamos más de sesenta personas... y es que aquella alegría contagiaba y hacía que muchos nos quisieran acompañar.Aunque, en realidad era algo más que alegría lo que le daba fuerza a esta joven y singular coral.
No se aprendía música en los ensayos, ni nuestra entonación merecería el aplauso de ningún entendido en la materia... Miguel pretendía que cada ensayo fuese una lección de cómo amar más a Dios, de cómo debemos cantarle con el corazón y tenerle presente, no en la hora del ensayo, sino en toda nuestra vida

.Sin todavía conocer hacia dónde nos llevaría la Voluntad de Dios Padre, nuestro Arcángel San Miguel iba sembrando en cada corazón un deseo cada vez mayor de conocer a Dios y de comprometernos como miembros activos de su Iglesia.

La verdad es que todo aquello a muchos les parecía una locura, pues la mayor parte de los miembros del coro eran como tantos que hoy en día se dicen "católicos no practicantes" sin darse cuenta siquiera de que lo que nos hace católicos y seguidores de Jesús es precisamente eso, practicar. Pero el Señor se fue haciendo un hueco en aquellos corazones por medio de la canción; "cantad con más amor", "no cantáis para que os escuchen, cantáis para Dios"... esas eran las técnicas que nuestro fundador solía enseñarnos cuando nuestras voces no sonaban bien.

El resultado de todo aquello no fue, por desgracia, muy bueno musicalmente hablando, pues muchas de aquellas personas no llegaron a aprender a cantar. Sin embargo, se cumplieron los planes de Dios, que lo que realmente esperaba, es que se despertara en ellos la fe.

Poco a poco aquellos inexpertos cantores fueron implicándose más en la Iglesia, además de participar en la Santa Misa y rezar a diario, ahora participando también en las nuevas actividades que Dios iba regalando a esta familia.

¡No les parece que sería una pena que un coro tan numeroso no se dedicase a algo más!... Por eso poco a poco al canto se fueron uniendo otras muchas actividades con niños, con mayores, con enfermos... De ese modo el Coro de San Miguel Arcángel se convirtió en el Grupo de San Miguel Arcángel en el año 1997, pasando más tarde a ser Asociación Privada de Fieles y ya el 30 de Junio de 2009 como Asociación Pública de Fieles.

Como pueden ver, la historia de la Orden y Mandato de San Miguel Arcángel es, ante todo, una historia de conversiones. El Arcángel es especialista en acercar almas a Cristo y a su Iglesia, en romper corazones para que abran sus puertas al Dios que no se cansa de esperar. Una dedicación especial para este comienzo fue acercarnos al alma sacerdotal; conocerlos, acompañarlos y defenderlos con amor y por amor: «He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él y cenaré con él y él conmigo» (Ap 3, 20).

¿A dónde vamos?

"A dónde Dios quiera"... eso respondería nuestra madrina Santa Maravillas de Jesús. Y la verdad es que en el camino que hasta ahora hemos recorrido, siempre ha sido así.

Los planes del Señor son todo un misterio por descubrir, y en realidad ese es el reto de cada día para cualquier cristiano, cumplir los planes que Dios tiene hoy para él. Nuestro fundador enseña a los miembros de este grupo a levantar cada día la vista al cielo y preguntar: ¿Qué puedo hacer por Ti, Señor?

Y lo que Dios pidió a Miguel fue que convocara a sus ovejas a la Familia de la Iglesia... ¿Y cómo? Pues ensanchando la familia de la Orden y Mandato de San Miguel Arcángel para que en ella pudiese tener lugar la vida consagrada, tanto masculina como femenina, los matrimonios consagrados y los laicos con diferentes grados de compromiso.

Así es la verdadera familia; la Iglesia. En ella hay lugar para todos; eso sí, cada uno con su propia vocación. ¿No les parece maravilloso una familia en la que, sea cuál sea la forma que se elija de vivir la vida, tenga un lugar?... Pues ese es el sueño que hoy, ahora... en este preciso instante que está leyendo estas páginas, se está construyendo. Seguramente será una tarea de muchos años, pero esperamos contar desde hoy con una nueva ayuda: su oración.

¡Ahí tienen nuestro sueño! Una familia nacida de Dios bajo las alas de un Arcángel, donde todo hijo de Dios puede tener un lugar.

Twitter Facebook

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Laundry Detergent Coupons