29 febrero 2012

Basura que entra, basura que sale.

Peligros que nos rodean constantemente a nosotros  o a personas allegadas como la pornografía, la televisión etc. y de las cuales queremos alertarte y darte métodos eficaces para combatirlos.

Pornografía

Recientemente se hizo una investigación en el área de la pornografia y su efecto en los adolescentes. Se gastan más de diez mil millones de dólares por año en pornografía en los Estados Unidos. Cuando llenas tu mente con basura, la tendencia natural es dar el siguiente paso y actuar de acuerdo con lo que has ingerido. Cincuenta por ciento de los adolescentes estadounidenses están por lo menos levemente involucrados en pornografía una vez al mes. No es de extrañarse que tantas personas tengan semejantes problemas en el área de su sexualidad.

Si te ves tentado a poner pornografía en tu mente, no lo hagas, aun cuando pienses que es algo inocente. He conocido personas que son adictas a la pornografía. Comenzaron inocentemente, pero luego desarrollaron un apetito desmedido, querían más y más.


En la actualidad son personas confundidas con profundas heridas en sus vidas. No hay absolutamente nada positivo en la pornografía. Me gustaría que pusieran carteles que dijeran: "Precaución: la pornografía es un veneno para tu mente".

Televisión

No voy a decirte que quemes tu televisor. Sin embargo, es hora de que pensemos qué es lo que entra en nuestra mente vía televisión. Tu televisor no es necesariamente pecaminoso, pero tampoco es neutral. Por ejemplo: el estudiante de secundaria promedio concurre al colegio aproximadamente mil horas por año. El mismo estudiante ve televisión más de mil doscientas horas. Una persona promedio ve quince mil anuncios comerciales por año, y quince mil de cualquier cosa hará efecto en nosotros. ¿Alguna vez te has detenido a pensar lo que te enseñan los anuncios comerciales de la televisión? Sutilmente nos enseñan que:

1. Todos los problemas pueden resolverse.
2. Todos los problemas pueden resolverse rápidamente.
3. Todos los problemas pueden resolverse a través de la ayuda de alguna tecnología o con determinado producto

En realidad, nuestras mentes comienzan a decirnos que si compramos un cierto par de va queros o tomamos la misma marca de gaseosas que toma Michael Jackson, entonces encontraremos la felicidad.

Los anuncios comerciales de cerveza son de los más inteligentes del mundo. A veces disfruto más los anuncios comerciales que los programas. ¿Por qué todos los anuncios comerciales de bebidas alcohólicas muestran a personas hermosas, sanas y felices que gozan al máximo de la vida cuando, en la actualidad, hay más de tres millones de adolescentes alcohólicos adictos a una vida que es cualquier cosa menos feliz?

La televisión no es mala en su esencia, pero posee una profunda influencia en cualquiera que la vea.

Puede ser que la vida caiga a pedazos alrededor de nosotros, pero nuestras mentes nos dicen subconscientemente que pronto todo estará bien. Después de todo, nuestros programas de televisión favoritos siempre terminan bien. Si no somos cuidadosos, la televisión puede convertirse en nuestra realidad. El poder de la mente subconsciente y la influencia de la televisión, cuando van juntos, son tan poderosos que nos olvidamos de que se trata de una ficción.

Hace unos diez años, más de un cuarto de millón de personas escribieron al doctor Marcus Welby, doctor en medicina (no es un doctor real, sino un personaje de la televisión), para pedirle seriamente consejos médicos. ¿Todas estas personas están locas? No. Son personas normales, como tú y como yo, que solamente olvidaron que la televisión es una simulación. Si eres un teleadicto, no creas que tu problema carece de importancia. La televisión no es mala en su esencia, pero posee una profunda influencia en cualquiera que la vea.

Música rock

Más que toda otra cosa en el mundo de hoy, los adolescentes están unidos por una característica: escuchan música rock. Las estadísticas más recientes nos enseñan que el estudiante promedio escucha rock cuatro horas al día, y más del ochenta y cinco por ciento de la gente joven declara que el rock es su música favorita.

Al contemplar esto, debemos llegar a la conclusión de que la música rock juega un significativo rol en tu vida. Aun cuando no te des cuenta, tu mente retiene todo lo que ha sido puesto en ella, aun subconscientemente.
En el mundo cristiano, el tema de la música rock es muy controversia

La gente siempre me pregunta: "¿Cuál es su posición con relación al rock and roll?" Personalmente, estoy en algún punto medio. Estoy profundamente preocupado respecto a las sutiles y no tan sutiles canciones que salen de la boca de las estrellas del rock. Sé que nuestras mentes se apropian de las letras de las canciones aun cuando no prestemos mucha atención a las palabras de las mismas.

El poder de la mente es sorprendente y no hay que tomarlo a la ligera. He visto a miles de personas perder terreno en sus relaciones con Dios debido a que, con franqueza, la elección de su música no deja lugar para su fe cristiana. Uno de los escritores del Antiguo Testamento dijo: "Elige tú en este día a quién quieres servir". Creo que si se les formulara esta pregunta, gran cantidad de adolescentes se inclinarían más hacia el rock and roll que hacia la roca de nuestra salvación.

Por el otro lado, no solo porque una canción sea transmitida por una estación de radio de rock o posea un ritmo progresivo, hay que llamarla necesariamente perniciosa. Me inquietan más las palabras que el ritmo. En canciones lentas de mis padres he escuchado algunas letras muy poco elegantes.

 Algunos estudios efectuados en la mente subconsciente nos dicen que es demasiado peligroso para tu estilo de vida. La mayoría de los adolescentes manifiestan que no prestan atención a la letra de las canciones, pero cuando se les pregunta respecto a las palabras de las mismas, hasta se sorprenden todo lo que pueden repetir de memoria de la letra de una canción.

Aquí hay algunas preguntas y reglas excelentes...
¿Puedo glorificar a Cristo al escuchar esta canción? ¿Empleo mi tiempo sabiamente? ¿Qué cosa me controla?

Si eres completamente honesto y buscas la sabiduría de Dios, estas simples preguntas te ayudarán a hacer la elección correcta. Te ayudarán a elegir inteligentemente qué tipo de música pondrás en tu mente.

Ganar la batalla 

Los medios de información pueden ser la música, las películas, la televisión, los videos y las revistas. Estos medios pueden engañarte. Nunca subestimes el poder directo que ellos poseen sobre tu mente. El principio de la basura que entra y la basura que sale es el principio más fuerte y sensible para tratar con los medios de información y la mente. Cuando miramos hacia esto lógicamente, es obvio pensar que todo lo que tú alimentas, crecerá. Si alimentas tu alma con cosas malas, lo malo aflorará. Si la alimentas con cosas buenas, entonces vencerá lo bueno. En realidad, es muy simple: "lo que entra, sale". Ya que tu mente ejerce tanta influencia en quién eres tú y en quién te conviertes, miremos a algunas sugerencias prácticas para mejorar.

Escucha las palabras del apóstol Pablo respecto a nuestros pensamientos: "Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad. Lo que aprendisteis y recibisteis y oísteis y visteis en mí, esto haced; y el Dios de paz estará con vosotros" (Filipenses 4:8-9).

Observa al final del versículo cuál es el resultado de pensar en Dios: la paz.

Permíteme sugerirte algunas maneras: lee y memoriza versículos bíblicos, elige amigos edificantes, escucha buena música y lee libros inspirados. En el tiempo dedicado a la oración, no te apresures, tómate tu tiempo para orar y meditar. Recuerda: "Como piensa el hombre en su corazón, así es él"..

Hace unos pocos años, muy frustrado, desarrollé un plan que funcionaba bien conmigo. Quería leer todo el Nuevo Testamento, así que lo dividí en noventa secciones; leería aproximadamente tres capítulos por día. En mi agenda puse una gran marca a los noventa días del día en que comencé. Leer completamente el Nuevo Testamento en solo un período de tres meses me ayudó a disciplinar mis hábitos para leer de diez a quince minutos por día, y me dio la oportunidad de plantar cosas buenas en mi vida.

Al estudiar a los grandes hombres y mujeres de Dios, encontré una característica que sobresale por encima de todas las demás: todos tenían un tiempo diario de quietud con Dios.

 Hay dos versículos bíblicos que fueron de especial ayuda para mí: "Al de firme propósito guardarás en perfecta paz, porque en ti confía" (Isaías 26:3). "Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito; porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien" (Josué 1:8).

Pablo te reta en esto al decir: "No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta" (Romanos 12:2).

Eso es lo que realmente somos después de todo: personas renovadas.

Fuente: Mercabá .

Twitter Facebook

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Laundry Detergent Coupons