18 abril 2012

"Respuesta a los errores de Gonzalo Gallo"

Estimado Gonzalo: no me gustaron las declaraciones que diste a Yamid Amat . Tienes un influjo tremendo sobre millares de católicos y creo que los desorientas y llevas por mal camino. Tu descontento con la Iglesia lo podrías haber canalizado de manera más sincera sin tenerte que retirar de ella ni del sacerdocio. 

El punto de partida de todo fue tu retiro de la comunidad carmelita -comunidad ejemplar que está cumpliendo 100 años de llegar a Colombia-; te retiraste, luego, del sacerdocio y de la Iglesia católica, tesoros que dejaste atrás sin derramar una sola lágrima. En esta entrevista dejaste muy claros tus puntos de vista sobre enseñanzas fundamentales de la fe católica, que deben tener en cuenta tus oyentes a la hora de seguirte, no sea que personas ingenuas te sigan ciegamente sin saber a dónde van a parar. Cada vez te retiras más y más de la fe católica y uno no sabe con qué te vas a quedar. Quien te siga tiene que saber con anticipación a qué atenerse. Vengamos a tus declaraciones:

"Había creencias y actitudes de la Iglesia que no compartía". De acuerdo y ¿por qué tenías que romper con ella? No era necesario.

Añades: "No creo que uno tenga que confesarse con una persona para que Dios lo perdone". El sacramento de la reconciliación no es ningún invento de la Iglesia. Lo estableció Jesús cuando, resucitado, infundió sobre sus apóstoles el Espíritu Santo y les dijo: "A quienes perdonaréis sus pecados les quedan perdonados" Jn 20,23.

Dijiste: "No creo que si uno no va a misa el domingo me condeno. Yo no voy a ninguna iglesia, aunque las respeto". "No estoy en ninguna religión". Se esconde todo un desafío detrás de tus palabras, casi una invitación a dejar la Iglesia; y tal actitud está en desacuerdo con lo que practicaste durante tantos años. Fuera de que nadie enseña hoy día que alguien se va a condenar por faltar a misa. Asistir a misa no es cuestión de pecado, sino de amor a Dios y de fe en Jesucristo.

"El cielo es un nombre que se inventó la Iglesia." El cielo no lo inventó la Iglesia, Gonzalo. El cielo es Dios que se da en premio a quienes han creído en él, y por amor a él, amaron al prójimo.

La más grave de tus declaraciones es aquella en que pones a Jesús a nivel de Gandhi y de otros héroes. "Jesús murió porque fue coherente, como murieron Gandhi, Camilo Torres y Martin Luther King, como murió tanta gente que trata de cambiar la realidad." La muerte de Jesús fue seguida de su Exaltación, en la que reveló de lleno su divinidad, su señorío universal, su sacerdocio eterno, toda su grandeza, superior a la de cualquier héroe, llámese Gandhi, Camilo Torres o Martin Luther King.

Todo esto que echaste por la borda y tus declaraciones no pudieron menos de asustar al mismo entrevistador, ningún modelo de creyente, que se vio obligado a preguntarte, abismado: "Con todo respeto, ¿usted cómo llegó a semejantes ideas?".

No soy juez de mi hermano. No te condeno. No juzgo tu conciencia. Existe un Dios que nos ve, nos ama y nos juzga. Pero sí me creo en la obligación de abrir los ojos de aquellos que te siguen ciegamente sin saber a dónde van a parar. Elevo una oración por ellos y por ti. "El que persevere hasta el fin, ese se salvará." Mateo 10,22.


Twitter Facebook

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Laundry Detergent Coupons