15 junio 2012

"Cantemos a Dios como David"


El pueblo de Israel ha encontrado en los Salmos una manera de entablar con Dios un diálogo existencial profundo y rico en formas y contenido.

Esencialmente son himnos, cánticos, poesías y oraciones que en forma de súplica y alabanza se elevan al Creador porque se reconoce en él al que conduce la historia y la vida de su pueblo.

Quién mejor interpreta, en este sentido, la espiritualidad de los Salmos es el Rey David. A él se le atribuyen la mayor parte de ellos. Su vida y experiencia los ha inspirado. Tal vez él es quién representa la verdadera espiritualidad del músico.

El Rey David es un hombre que ha sido llamado, elegido, ungido por el Señor para ser Rey de Israel. Un hombre que ha conocido la gratuidad de esta llamada. Es el hombre a quién Dios ha colmado de todas sus bendiciones y bienes. Sin embargo este hombre ha pecado profundamente. Ha cometido los pecados más graves a los ojos de Dios. Ha sido adúltero y luego para esconder su pecado ha mandado a asesinar a Urías, el marido de Betsabé. Dios a través del profeta Natán ilumina su realidad y David reconoce su pecado y se arrepiente.

Este hombre conocerá la más profunda consecuencia de romper con el amor de Dios: la tristeza, desolación y angustia a la que conduce el pecado. Sin embargo esta misma experiencia es la que le lleva a buscar y, finalmente encontrar en Dios, el perdón.

El Rey David comprenderá la profunda realidad de la miseria humana y clamará desde el fondo de su corazón, elevando un cántico de alabanza, de súplica y de perdón.

Sin embargo, hay algo particular en El Rey David; es su humildad. Ya que reconociendo sin tapujos su fragilidad puede también reconocer la infinita grandeza de Dios. Por esta razón Dios le promete que de su descendencia vendrá el Mesías. Es por eso que David tiene motivos para componer y cantar, ha experimentado en su propia vida la misericordia, siente gratitud por el amor incondicional de Dios, y es beneficiario de la gratuidad del perdón divino. Sobre todo ha visto que Dios ama al pecador.

Fuente: http://trovador.ning.com

Twitter Facebook

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Laundry Detergent Coupons