22 octubre 2012

¡Vade retro Halloween!

La Iglesia alerta de que Halloween 'tiene un trasfondo anticristiano'

Atrás han quedado los tiempos en los que los antiguos habitantes de Irlanda celebraban la cosecha. Hoy y gracias a una potente mercadotecnia, esta fiesta se ha convertido en una celebración mundial. Incluso en países de larga tradición cristiana como España amenaza con llevarse por delante a las cristianas festividades de Todos los Santos y Fieles Difuntos. La Iglesia católica trata de frenar su expansión y advierte que Halloween "no es una fiesta inocente", porque "tiene un trasfondo de ocultismo y de anticristianismo".

La voz de alarma la lanza la propia Conferencia episcopal española a través del director del secretariado de la comisión episcopal de Liturgia, Joan María Canals, y de algún obispo, como el de Sigüenza-Guadalajara, José Sánchez.

El prelado alcarreño alerta clara y abiertamente sobre el "riesgo" de que costumbres "paganas" e "importadas" como la fiesta de Halloween prevalezcan hasta hacer desaparecer nuestras propias costumbres cristianas "arraigadas y beneficiosas" como la devoción a los santos y el recuerdo a los difuntos.


El día 1 de noviembre, la Iglesia católica celebra la festividad de Todos los santos, es decir "la santidad de Dios en los santos", como explica el padre Canals. Tanto es así que el Evangelio para esta festividad es el texto del sermón de las Bienaventuranzas, "el programa de vida presentado por Jesús a todos los que le quieran seguir".

Al día siguiente -domingo 2 de noviembre-, la Iglesia católica hace memoria de los Fieles Difuntos desde la oración y el recuerdo de los seres queridos "para que el Señor en su bondad les conceda la felicidad eterna", dice Canals. Y añade: "Se trata de una fiesta que estimula a la vida, y no a la muerte. La piedad cristiana recomienda la visita al cementerio para orar por ellos y por los familiares que experimentan el dolor de la separación humana".

Y tras la explicación religioso-teológica, el representante de la Conferencia episcopal extrae las conclusiones oportunas: "Por sentido pedagógico, es necesario que los niños descubran el valor de la vida y de la bondad, y no fomentar la muerte. Los menores se abren a la vida y no a la muerte. Los padres deben ser conscientes y encauzar el sentido de fiesta hacia lo bueno y a la belleza, en vez del terror, el miedo y la misma muerte".

'Falta de lógica' de los padres

La vida es la festividad cristiana de Todos los Santos e incluso de Fieles Difuntos. La muerte, Halloween. Porque en ésta última "los niños se disfrazan de brujas, vampiros, fantasmas, con máscaras de cadáveres, esqueletos, etc. Y los padres favorecen este tipo de fiesta y que jueguen con elementos de muerte. Pero ellos mismos son los que, cuando muere un familiar, los apartan para que no vean al familiar muerto. Está claro que la pedagogía se resiente por falta de lógica".

Y es que, como indica monseñor Sánchez, "si todo quedara en juego de niños, con sus regalos y travesuras...". El peligro radica, según el obispo de Sigüenza, en que "a impulsos del comercio, del consumo y de la moda, costumbres como ésta, paganas, importadas, prevalezcan y hasta desplacen costumbres cristianas como la devoción a los santos y la oración por los difuntos".

Y el culpable, según los obispos de esta propagación de la Halloween que compite con Todos los Santos es Hollywood. "Ha sido el cine americano el que la ha extendido por el mundo y, por lo tanto, también en nuestro país. Por esta influencia, desde hace unos años Halloween se va extendiendo cada vez más, sin saber muy bien qué se celebra", concluye el director del Secretariado de la Comisión Episcopal de Liturgia de la CEE.


Twitter Facebook

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Laundry Detergent Coupons